viernes, 24 de junio de 2011

El inicio de la fotografía astronómica

Cuando el 19 de agosto de 1839 Daguerre imprimía por primera vez una suave imagen de la Luna, con pocos detalles, lejos estaba de imaginar la importancia histórica que asumiría este primer intento de fotografía astronómica. Este documento marcaría el punto de partida de la fotografía en el estudio del cielo.

Daguerrotipo de la Luna, 1851. Tomó la primera fotografía de la luna en 1839, pero se perdió todo el material en un incendio.

Rápidamente la fotografía celeste se fue refinando, y hacia fines de siglo la placa fotográfica se convirtió en la aliada inseparable del astrónomo profesional. Bellas vistas de la Luna, planetas y estrellas fueron engrosando los catálogos de las bibliotecas de institutos y observatorios astronómicos. Algunas de las más hermosas fotos de la Vía Láctea realizadas a principios de siglo pasado apenas son superadas por las actuales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada